fbpx

Tiroidectomía y cirugía de tiroides

Tiroidectomía y cirugía de tiroides: Lo que debes saber.

Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula localizada en el cuello en su parte delantera. Específicamente delante de la tráquea.

Es una glándula muy pequeña y mide aproximadamente 3 x 4 cm.

Su función es producir varias hormonas que tienen efecto en todo el cuerpo para su correcto funcionamiento. Estas hormonas son la tiroxina en sus 2 formas.

El exceso de hormona tiroidea se denomina hipertiroidismo y su déficit es el hipotiroidismo.

Cuándo hay que quitar la tiroides?

La tiroidectomía se puede recomendar para las personas que presenten:

  1. Función tiroidea aumentada (hipertiroidismo, tirotoxicosis)
  2. Función tiroidea disminuida (hipotiroidismo) con agrandamiento (hipertrofia) de la glándula.
  3. Cáncer primario de la tiroides.
  4. Agrandamiento de la tiroides (bocio no tóxico)

Qué pasa si me quitan la mitad de la tiroides?

Cuando se extirpa la mitad de la tiroides nos referimos a una hemitiroidectomía.

Cuando realizamos una hemitiroidectomía en general el paciente no presenta cambios en su vida habitual, ya que la otra mitad que aún conserva produce las hormonas necesarias y suficientes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Qué pasa si me quitan toda la tiroides? Se puede vivir sin tiroides?

Cuando extirpamos toda la tiroides nos referimos a una tiroidectomía total

Al extirpar toda la glándula tiroides ya no produciremos la hormona tiroxina que es indispensable para la vida.

Afortundadmente, existe medicación que suple esta hormona. La hormona tiroidea sintética es ampliamente conocida y utilizada en los casos que requieren tiroidectomía total. Es la Levotiroxina, también conocida por su nombre comercial: Eutirox

De esta forma, tras la tiroidectomía total tendrás que tomar un comprimido con la dosis adecuada de Levotiroxina que suplirá la hormona que ya no se produce.

Cómo es la cirugía de tiroidectomía?

La tiroidectomía total tiene una duración aproximada de 2 horas. La hemitiroidectomía o lobectomía de la tiroides se refiere a quitar un lado o la mitad de la tiroides y dura aproximadamente la mitad del tiempo.

Se realiza siempre con anestesia general y el paciente esta intubado. Esto quiere decir que está dormido completamente y respira a través de un tubo que va a la tráquea.

Se realiza un corte horizontal en la parte baja del cuello, y mediante este acceso se llega a la ubicación de la glándula tiroides.

Es un espacio pequeño y con muchos vasos sanguíneos por lo que hay que proceder con precaución para evitar sangrado ya que en el cuello es una complicación importante.

Después de la cirugía el paciente pasa a una sala de despertar hasta que recupere totalmente de la anestesia y luego va a su habitación.

Hablamos?

Concerta una cita y resuelve tus dudas. 

Qué cuidados debo tener después de operarme de tiroides?

Qué cuidados debo tener después de mi tiroidectomía?

Después de la tiroidectomía se puede llevar una vida totalmente normal.

Los días siguientes a la cirugía haya que mantener la herida limpia y lavarla con agua y jabón.

Si se colocan puntos hay que retirarlos en 7-10 días aproximdamente, si no son reabsorbibles.

Muchas personas colocan cremas o tiras de silicona sobre la herida para evitar que crezca o se oscurezca.

Además, es importante que no le dé el sol los primeros 6 meses para evitar que se torne también más oscura. En general las cicatrices de tiroidectomía son bastante estéticas y poco visibles.

Es importante que si se realiza una tiroidectomía total, acudas a tu Endocrinólogo para pautar la dosis de Levotiroxina adecuada para ti.

Hablamos?

Concerta una cita y resuelve tus dudas. 

Qué complicaciones puede tener la tiroidectomía?

La cirugía de la tiroides y tiroidectomía se realiza con mucha frecuencia y puede tener algunas complicaciones.

Las complicaciones más frecuentes son:

Hipocalcemia postoperatoria: Esto se produce en las tiroidectomías totales cuando junto con la glándula tiroides se extirpan también las glándulas paratiroides que están íntimamente unidas y muchas veces no es posible identificarlas durante la cirugía.

– Sangrado/hematoma: Aunque en otras partes del cuerpo el sangrado se autocontrola cn frecuencia, en el caso del cuello un sangrado y hematoma aunque sea relativamente pequeño, puede provocar dificultad para la respiración por lo que si se produce es una urgencia. Afortundadmente es poco frecuente.

– Infección de la herida: Es poco frecuente en la tiroidectomía.

Lesión unilateral/parcial del nervio laríngeo recurrente: Se sospecha cuando existe un cambio en el tono de la voz, voz cansada o agotada que no recupera con el paso del tiempo. Suele deberse a una lesión parcial o total de uno de los nervios laríngeos recurrrentes que pasan por detrás de la glándula tiroides y muy cerca de ella.

Hay que mencionar que es normal tener alguna molestia pequeña en la zona y que es frecuente y pasajero que puedas presentar debilidad de la voz y sensación de carraspera, pero habitualmente desaparecen al cabo de unas semanas.

  

Complicaciones poco frecuentes:

– Lesión de otros órganos: La tráquea, el esófago y los vasos carotídeos son estructuras que están muy cerca del tiroides. Su lesión es poco frecuente pero es grave. Hay más riesgo si es una reoperación, si el tiroides es muy grande, si es un cáncer o existe firbrosis de la glándula tiroides.

– Lesión bilateral de nervio laríngeo recurrente: Es una lesión poco frecuente pero muy grave. Los nervios laríngeos recurrentes permiten el habla y la coordinaciñon para la entrada del aire a la tráquea. La lesión en ambos lados puede producir una imposibilidad para abrir las cuerdas vocales y permitir el paso del aire, requiriendo una traqueostomía para permitir la respiración.

OJO: Toda cirugía puede tener complicacionesMientras más factores de riesgo exista, esta posibilidad aumenta.

Por otro lado, no será lo mismo operar a un paciente joven sin enfermedades por un cirujano entrenado en cirugía endocrina y de la glándla tiroides que a un paciente mayor, con muchas enfermedades y por un cirujano que no tenga dedicación específica a esta cirugía.

Cuándo debo acudir al médico tras la cirugía?

Debes acudir a consulta o llamarnos inmediatamente si presentas lo siguiente:

– Sangrado activo a través de la herida o un hematoma que crece continuamente.

– Fiebre: temperatura mayor de 38º C y con tomas repetidas durante 24 h.

– Enrojecimiento de la herida con calor: Puede ser síntoma de infección de la herida. Si sale pus a través de las heridas operatorias.

– Dolor en las heridas que no cede con la analgesia pautada.

– Dificultad respiratoria y/o dificultad para hablar. 

– Contracturas musculares intensas y en la cara.

Cómo elegir al cirujano más adecuado para mi cirugía de tiroides?

En la actualidad y con el uso de internet y las tecnologías de comunicación existe abundante información que se puede encontrar en la red.

Ahora puedes investigar los antecedentes, curriculum, experiencia y referencias de tu médico antes de consultar.

Como ya mencionamos antes, está comprobado que los resultados son mejores en cirugías realizadas por cirujanos con dedicación específica y entrenamiento en cirugía endocrina y específicamente en la cirugía de la tiroides.

Y quizá tan importante como lo anterior es que acudas a consulta y conozcas personalmente a tu médico, para que decidas con toda la información posible.

Hablamos?

Concerta una cita y resuelve tus dudas. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies